Hace más de 2.500 años, cuando el año celta se acercaba a su final, cuando terminaba el verano, el 31 de octubre en nuestro calendario. Las vacas y el ganado en general eran movilizados desde los prados hasta los establos para protegerlos del inicio del invierno, ese último día de octubre se creía que los espíritus podían salir de los cementerios y tomar los cuerpos de los seres vivos para resucitar, maldecirlos o pedirles o robarles sus alimentos.  Algunas personas también afirman que las personas se convertían en víctimas de los espíritus si no accedían a sus pedidos: me das algo o te hago algo, “Trick or Treat” (Truco o trato), que sería la traducción de esta palabra tan usada.

truco o trato calabazas

Para evitar que todo esto ocurriera, los celtas, de las actuales Irlanda, Inglaterra, Escocia y algunas partes del norte de Francia, afeaban y ensuciaban las paredes y sus casas y las decoraban con calaveras y huesos, de forma que los muertos no pasaran. De ahí surge la tradición de adornar con motivos oscuros y los disfraces.

Es una fiesta que la iglesia y muchos sectores asocian con la llegada de dioses paganos y oscuros a la vida.

Justamente y en contraparte, la iglesia en Roma convirtió esa festividad como parte de las fechas del catolicismo. Se estableció el 1 de noviembre como el día de todos los santos. Por ejemplo, en Inglaterra se le llamó “All hallows day” y a la noche anterior “All Hallows Eve” que a los años mutó para transformarse en “Halloween”.

niños truco trato

En otras publicaciones, el Halloween cita su origen a la persecución de los protestantes contra los católicos en la Inglaterra de los siglos XVI y XVII. Como consecuencia de estas asechanzas, el Rey James I, fuer víctima de un atentado que no logró consumarse, el plan no se cumplió cuando el conspirador católico Guy Fawkes, habló bajo la presión de los verdugos y traicionó a todos sus compañeros y ofreció detalles del venidero atentado. Pese a que habló, a horas posteriores fue ejecutado.

¿Cuándo se internacionalizó tanto?

Su proceso de internacionalización se dio a Estados Unidos. En 1846, cuando un grupo de emigrantes europeos comenzó a celebrarlo allá, pero no fue exactamente hasta 1921 cuando la celebración se hizo masiva y reconocida en todo el país. Ese año se celebró en Minnesota, el primer gran desfile de Halloween. Esta tradición se propagó en los años venideros a los demás estados americanos. Otro de los elementos que ayudó a la difusión de esta festividad en la década de los 80 fue el cine y las series de televisión. En los países de Latinoamérica ha sido más a finales de los 90 e inicios de los 2000 que comenzó a tomar mayor auge.

desfile cementerio zombies

Igual su concepto se ha mantenido, y el Halloween es una fiesta basada en la magia negra, el misticismo, los conjuros, las brujas, los muertos vivientes, el miedo en general. Los personajes más icónicos y que se suelen asociar al Halloween son las brujas, los fantasmas, los zombies, banshees, los gatos negros, los espantapájaros y las calabazas, así como figuras literarias, mitológicas o del cine como Drácula, Frankenstein, Jeison, demonios, etc.

Los colores más usados en las celebraciones de Halloween son el negro y el naranja. En la actualidad, los niños, se disfrazan para la ocasión y salen a la calle de sus vecindarios a disfrutar y a pedir dulces de puerta en puerta. Después de tocar la puerta los niños citan la frase “Truco o Trato”. Si los adultos dan caramelos, o cualquier obsequio, se interpreta o asume que han aceptado el trato, pero si se niegan y no dan dulces, los niños harán alguna broma, que generalmente suele ser el lanzamiento de huevos a alguna parte de la fachada de la casa.